Seleccionar página

El ”gató”, también conocido como ‘pintarroja’ en castellano, es un pequeño tiburón de unos 40-50 cms. de longitud (muy similar en todos los aspectos al cazón, pero mas pequeño), que tiene una carne blanca y de textura firme, muy apropiada para adobos, gracias a la textura gelatinosa de su carne y es ingrediente tradicional de las cocas y empanadas de pescado en Ibiza.

(Por cierto, NO TIENE NADA QUE VER con el «gató» que se hace en Mallorca, que es un bizcocho a base de harina de almendra, más parecido a una tarta de Santiago).